La regata que se celebró el sábado en aguas de San Pedro era un test muy importante para todos los equipos que participaron, una regata en la que todos salían a demostrar su potencial y compararse con quienes serán sus rivales la próxima temporada. Pedreña remó junto con traineras de nuestra liga y con autoridad, ganó la tanda. En ese momento, sentimos que la progresión que está llevando nuestro equipo en esta pretemporada es muy buena y nos da justificadas esperanzas para pensar que en la liga estaremos a un buen nivel.

Terminada nuestra tanda, lo mejor estaba por llegar, ya que no solamente ganamos a todos los equipos ARC, sino que además lo hicimos con tres de la ACT, por lo que terminamos sextos en la clasificación final de la regata, lo cual es claro signo de que el buen trabajo del equipo está dando unos resultados muy buenos.

Aún queda mucho por hacer, aún quedan muchos entrenamientos y detalles que mejorar, pero ayer se vio claramente que tenemos un equipo competitivo y que el trabajo del entrenador y los remeros es el adecuado. El ánimo del equipo es muy optimista de cara a afrontar regatas oficiales y todos sabemos que esto es muy importante. Cuando ese ánimo está forjado sobre una base sólida, como es nuestro caso, la base de un equipo con mucho potencial y dirigido por un entrenador que está haciendo un trabajo excelente.

Ayer vimos remar a Pedreña e hicimos algo que hace muchos años que no hacíamos, fijarnos en los tiempos de equipos que en teoría son mejores que nosotros, y ¿por qué?. Porque ahora sabemos que estamos más cerca de ellos. Sabemos que no estamos entre ellos, pero si que los tiempos que nos separaban se han acortado mucho y que con trabajo, esfuerzo y tiempo, llegaremos a donde todos en el club y en el pueblo estamos deseando; estar entre los mejores.

Juntos lo conseguiremos, juntos podremos disfrutar otra vez de nuestro equipo y juntos demostraremos lo grande que es Pedreña.

¡¡¡AUPA PEDREÑA!!!